Superar la muerte de tu mascota

0
393

Tener un perro, gato etc. y acompañarlo sanamente a lo largo de su vida es un acto que nos descubre el amor y la amistad y la relación con los animales. Es algo que sabemos bien aquellos que tenemos o hemos tenido un animal como miembro de nuestra familia.

El dolor, la tristeza y el duelo son partes de este proceso que nos recuerdan la fragilidad de los seres vivos, aún así, sabemos que acompañar a un perro, gato e incluso una cobaya en sus últimos años es un proceso difícil y generoso en el que queremos devolverle al animal todas las alegrías que nos ha ofrecido. En este artículo de ExpertoAnimal te intentaremos ayudar para que sepas cómo superar la muerte de tu mascota.

Entender cada proceso como único

El proceso de cómo superar la muerte de tu mascota puede variar mucho según las circunstancias individuales de cada mascota y familia. No es lo mismo una muerte natural que una muerte inducida, tampoco las familias que acogen al animal son las mismas y tampoco el animal en sí…

La muerte de una mascota se puede superar, afortunadamente, pero va a ser muy distinto en cada caso concreto. Tampoco puede ser igual la muerte de un animal joven a la de un animal anciano, la muerte de un gato joven puede doler porque no hemos podido acompañarle durante el tiempo que debería haber sido natural pero la muerte de un perro muy viejo supone el dolor de haber perdido a un compañero de viaje que durante largos años ha estado contigo.

Haber estado presente en el momento de la muerte de tu mascota también puede cambiar la evolución de tu duelo. En todo caso, a continuación vamos a brindarte unos consejos que te ayudarán a superar este duro momento.

Cómo superar la muerte de tu mascota

Ante la muerte de una mascota muchas veces el entorno (que no tiene mascotas) nos transmite la sensación de que sólo es lícito llorar por un humano, esto no debe ser así. La relación con un animal puede ser muy profunda y del mismo modo se debe elaborar un duelo:

  • La mejor manera de elaborar un duelo es permitirte expresar todo aquello que sientas, llora si así lo deseas o no expreses nada si no te apetece. Mostrarte tal y cómo te sientes y es que es muy importante gestionar de una manera sana tus emociones.
  • Expresa a las personas de confianza cómo era la relación con tu mascota, qué te ha hecho aprender, en qué momentos estaba contigo, cómo la añoras ahora…. El objetivo de esto es permitirte poder expresar tus emociones.
  • En el momento en el que te sea posible, debes entender que ya no es necesario tener en tu hogar los utensilios de tu perro o gato. Debes ser capaz de donarlos a otros perros que lo necesiten como pueden ser los perros de un refugio, aunque tú no quieras hacerlo, es importante que lo hagas, debes entender y asimilar la nueva situación y esta es una buena manera de hacerlo.
  • Puedes consultar tantas veces como desees las fotografías que tengas de tu mascota, de una parte esto te ayuda a expresar lo que sientes y de otra parte a asimilar la situación, a elaborar el duelo y a entender que tu animal se ha ido.
  • Los niños son especialmente sensibles a la muerte de una mascota, así que debes intentar que ellos también se expresen con libertad, que puedan sentirse con derecho a sentir todo aquello que sienten. Si con el tiempo la actitud del niño no se ha recuperado, quizás necesite una terapia de psicología infantil.
  • Se fija que el tiempo de duelo por el fallecimiento de un animal no debe ser superior a un mes, entonces sería un duelo patológico. Pero no tengas en cuenta este tiempo, cada situación es distinta y puede ser que tú tardes más.
  • Si ante la muerte de tu mascota estás sufriendo ansiedad, insomnio, apatía… Quizás tú también necesites una atención especializada que te ayude.
  • Intenta ser positivo y recordar los momentos más felices a su lado, quédate con el mejor recuerdo que puedas e intenta sonreír cuando pienses en él.
  • Puedes mitigar el dolor de tu mascota fallecida ofreciendo un hogar a un animal que no lo tenga, tu corazón se llenará de amor y cariño otra vez.

fuente:

¿TIENE ALGUNA PREGUNTA?

Comentenos sobre el articulo